La capacidad de un antivirus para actualizarse

Una de las características que debe detener cualquier antivirus que tengamos en nuestro ordenador, dispositivos portátiles, o cualquier otro dispositivo que tenga conexión directa con Internet, es que se pueda llegar a actualizar. Al fin y al cabo, las amenazas que circulan por Internet puede ser catastróficas: a medida que va pasando el tiempo, los desarrolladores de estas amenazas encuentran nuevos puntos de vulnerabilidad y son capaces de poder actualizar la seguridad de las mismas hará que los antivirus no las puedan detectar… O esta es la idea principal.

Afortunadamente, en el momento en el que se crea un antivirus, los desarrolladores le dotan de la capacidad para poder actualizarse. Es decir, que tenga conexión directa con una base de datos con el objetivo de ir captando la mayor cantidad de información posible. Esto desarrolladores tan sólo se encargan de poder actualizar la base de datos y, de esta manera, todos los antivirus se actualizan al mismo tiempo.

En el momento en el que se detectaron o amenaza, implemente proceden actualizar la base de datos, la dotan de la información posible para que puedan enfrentarse a ellos, y así no podríamos estar más protegidos.

Deja un comentario