¿Virus sin conexión a Internet?

Se suele pensar que los virus únicamente son capaces de poder penetrar a un ordenador o un dispositivo en el caso de que este tenga conexión a Internet. Por lo general, esta es la vía de entrada más habitual.

No obstante, también nos olvidamos de otra fórmula de entrada y es entrando en contacto con dispositivos infectados. Por ejemplo, antiguamente era bastante habitual el hecho de ir a casa de un amigo, en cd, más antiguamente, en disquete, y habernos llevado un archivo que se encontraba infectado en ese momento.

Los expertos aseguran que es imposible protegerse al 100% sobre los virus: que para ello tendríamos que ubicar el ordenador bajo un búnker subterráneo, no conectarlo a Internet y controlar todos los accesos que hay al mismo dispositivo. Y aun así, nada nos garantizaría estar en contacto con un tipo de bug que, de alguna manera, pudiera llegar a recrear el mismo efecto que el del virus.

Así que si, la respuesta así puede existir un virus y conexión a Internet es afirmativa: por esta razón, siempre conviene extremar las precauciones y no pensar que tenemos ordenador seguro, en cualquier momento nos podría llegar a fallar.

Deja un comentario